Synchro BCAA + Sustamine Tablets de Amix

 Aminoácidos, Culturismo, Nutrición, Suplementación  Comentarios desactivados en Synchro BCAA + Sustamine Tablets de Amix
Nov 012016
 

synchro-bcaa-sustamine-tablets

Amix™ Synchro BCAA + Sustamine® es una novedosa y única combinación de aminoácidos ramificados BCAA (L-Leucina, L-Isoleucina, L-Valina) en un ratio especial de 45:25:30 junto al ingrediente patentado Sustamine®.

Amix™ Synchro BCAA + Sustamine® está diseñado para que puedas preparar una bebida perfectamente soluble, deliciosa y refrescante, siendo el suplemento ideal para tomar tras la actividad física y para acelerar la recuperación tras el ejercicio físico intenso.

Los aminoácidos ramifi cados (Branched Chain Amino Acid ó su abreviatura BCAA’s) son tres aminoácidos esenciales, es decir que el organismo humano no los puede producir por sí mismo y deben ser administrados desde el exterior mediante la dieta o la suplementación. Los BCAA‘s son imprescindibles para el mantenimiento de la masa muscular anticatabolismo), así como para acelerar la recuperación tras la actividad física. Estimulan la síntesis de las proteínas mejorando ostensiblemente la absorción, actúan como sustento energético durante la contracción muscular, disminuyen la fatiga durante el ejercicio muscular prolongado y también favorecen la construcción muscular.

En la línea habitual de Amix por ofrecer suplementos compuestos de materias primas de la más alta calidad, Amix™ Synchro BCAA + Sustamine® incluye Sustamine® ingrediente recuperador único producido a partir de un método de fermentación patentado que crea un dipéptido formado por la combinación de L-Glutamina y L-Alanina con una tasa de absorción muy alta.

Sustamine® (L-alanina-L-glutamina), aumenta el rendimiento y recuperación en ejercicios de resistencia. También se ha demostrado que aumenta la absorción de electrolitos y líquidos a través de los intestinos. Sus implicaciones para el ejercicio son la mejora de la regulación de los fluidos durante el ejercicio prolongado en condiciones de calor, manteniendo o mejorando el rendimiento durante un esfuerzo a altas temperaturas, favorece la síntesis de proteínas después del entrenamiento y la mejora de la recuperación del ejercicio mediante la modulación de la respuesta inmune, el estrés oxidativo y la inflamación de la actividad física. Sustamine®, fabricado por Kyowa Hakko Bio Co., Ltd. Sustamine® está clínicamente testado y es un innovador ingrediente diseñado para rehidratar, reponer y recuperar.

Beneficios:

» Altamente soluble.
» Sin aspartamo y sin ingredientes de “relleno”
» Fácil y rápida absorción
» Fórmula para mantener la energía
» Favorece la recuperación y la hidratación equilibrada
» BCAA´s en ratio especial 45:25:30
» Contiene Sustamine® (L-alanil-L-glutamina)

Beneficios:

» Fácil y rápida absorción
» Fórmula para mantener la energía
» Favorece la recuperación y la hidratación equilibrada
» BCAA‘s en ratio óptimo 2:1:1
» Contiene Sustamine® (L-alanina-L-glutamina)

pro hormony

Dosis diaria Recomendada:

6 comprimidos. 

Modo de Empleo: Tomar 6 comprimidos con 350 ml de agua 30 minutos después de la actividad física o antes de acosarse.

 


Triptófano aminoácido esencial regulador del sueño y el placer

 Aminoácidos, Salud  Comentarios desactivados en Triptófano aminoácido esencial regulador del sueño y el placer
Jun 022015
 

Triptófano

El triptófano (abreviado como Trp o W) es un aminoácido esencial en la nutrición humana. Es uno de los 20 aminoácidos incluidos en el código genético. Es esencial para promover la liberación del neurotransmisor serotonina, involucrado en la regulación del sueño y el placer. La ansiedad, el insomnio y el estrés se benefician de un mejor equilibrio gracias al triptófano.

Es un aminoácido necesario para el crecimiento normal en los bebés y para el equilibrio de nitrógeno en los adultos.


 

Fuentes de triptófano

 

El triptófano es un aminoácido esencial, es decir, que sólo se obtiene a través de la alimentación. Abunda en los huevos, el amaranto, la leche, los cereales integrales, el chocolate, la avena, los dátiles, las semillas de sésamo, los garbanzos, las pipas de girasol, las pipas de calabaza, los cacahuetes, los plátanos, la calabaza y la espirulina.
Las personas que no ingieren estos alimentos tienen mayor riesgo de deficiencia de triptófano así como aquellas personas sometidas a altos niveles de estrés. Para un buen metabolismo del triptófano se requieren niveles adecuados de vitamina B6 y de magnesio.

 

 

Propiedades del triptófano

 

  • Como aminoácido esencial ayuda a que el organismo elabore sus propias proteínas.
  • El triptófano es esencial para que la glándula pineal segregue la serotonina, que es un neurotransmisor cerebral.
  • Favorece el sueño, ya que la serotonina es precursora de la hormona melatonina, vital para regular el ciclo diario de sueño-vigilia.
  • En algunos casos se observa un efecto antidepresivo debido a la serotonina.
  • El efecto tranquilizante de la serotonina actúa con un ansiolítico.
  • El triptófano es muy útil en problemas de obesidad donde el componente ansioso sea muy importante (por ejemplo en bulimias). El triptófano ayuda a que la serotonina controle el apetito evitando así la típica ansiedad por la comida, sobre todo en aquellas personas que no pueden dejar de comer todo el día.
  • Al actuar sobre el estrés nos puede ayudar “de rebote” a controlar los niveles de insulina, ya que esta hormona acusa, en gran manera, el estado de nuestro sistema nervioso.
  • En casos de agresividad debido a tensión nerviosa por ansiedad.
  • Ayuda a la formación de vitamina B3 o niacina. De hecho, con cada 60 miligramos de triptófano en la dieta, nuestro cuerpo elabora 1 mg de niacina.
  • Es muy importante tomarlo media hora antes de los alimentos o fuera de las comidas ya que si no, actúa como simple aminoácido o proteína, pero no efectúa su función beneficiosa sobre el sistema nervioso.
  • El triptófano no debe usarse junto con medicamentos antidepresivos o tranquilizantes sin el consentimiento de un médico especialista.
  • El L-5-Hidroxitriptófano (5-HTP) es una variante más eficaz que el triptófano.

La Importancia de las Proteinas

 Aminoácidos, Nutrición  Comentarios desactivados en La Importancia de las Proteinas
Oct 052011
 

PROTEINAS
         Elementos indispensables para el crecimiento y la construcción de tejidos y órganos.

Las proteínas son sustancias orgánicas que contienen carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. Están compuestas de aminoácidos, sus unidades más simples, algunos de los cuales son esenciales para nuestro organismo; es decir, que necesariamente han de ser ingeridos junto con la dieta, ya que el cuerpo no es capaz de producirlos por sí solo.

Aminoácidos esenciales y fuentes alimenticias de proteínas

Isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina. En función de la cantidad de aminoácidos esenciales, se establece la calidad de los distintos tipos de proteínas. Aquellas que contienen cantidades suficientes de cada uno de los aminoácidos esenciales son proteínas de alto valor biológico y, cuando falta un aminoácido esencial, el valor biológico de esa proteína disminuye.


El organismo no puede sintetizar proteínas si tan sólo falta un aminoácido esencial. Todos los aminoácidos esenciales se encuentran presentes en las proteínas de origen animal (huevo, carnes, pescados y lácteos), por tanto, estas proteínas son de mejor calidad o de mayor valor biológico que las de origen vegetal (legumbres, cereales y frutos secos), deficitarias en uno o más de esos aminoácidos. Sin embargo, proteínas incompletas bien combinadas pueden dar lugar a otras de valor equiparable a las de la carne, el pescado y el huevo (especialmente importante en regímenes vegetarianos). Son combinaciones favorables: leche y arroz o trigo o sésamo o patata, leche con maíz y soja, legumbre con arroz, alubia y maíz o trigo, soja con trigo y sésamo o arroz, arroz con frutos secos, etc.

Clasificación de las proteínas:

a) Según su contenido en aminoácidos esenciales

Proteínas completas o de alto valor biológico: si contienen los aminoácidos esenciales en cantidad y proporción adecuadas.


Proteínas incompletas o de bajo valor biológico: si presentan una relación de aminoácidos esenciales escasa. Las legumbres y los frutos secos son deficitarios en metionina, mientras que los cereales son deficitarios en lisina.


Según la OMS, la proteína de mayor calidad es la del huevo, a la que se asignó el valor de referencia 100, a partir del cuál se determina el valor biológico del resto de proteínas.


b) Según su estructura química:

Simples: si al hidrolizarse sólo dan aminoácidos. Incluyen la albúmina del huevo, las globulinas del plasma sanguíneo, las prolaminas el colágeno…

Conjugadas: formadas por la unión de una fracción nitrogenada y otra de naturaleza no proteica. En este grupo se encuentran las lipoproteínas (que combinan proteínas y lípidos), las glucoproteínas y mucoproteínas, las metaloproteínas (como la hemosiderina o ferritina), las fosfoproteínas y las nucleoproteínas (formadas al combinarse una proteína simple con un ácido nucleico – ADN, ARN).

Funciones de las proteínas

Plástica, estructural o de construcción: forman parte de las estructuras corporales, suministran el material necesario para el crecimiento y la reparación de tejidos y órganos del cuerpo. P. ej. la queratina está presente en la piel, las uñas y el pelo; el colágeno está presente en los huesos, los tendones y el cartílago, y la elastina, se localiza fundamentalemente en los ligamentos.

Reguladora: algunas proteínas colaboran en la regulación de la actividad de las células. Ciertas hormonas son de naturaleza proteica (insulina, hormona del crecimiento…), muchas enzimas son proteínas que favorecen múltiples reacciones orgánicas y algunos neurotransmisores tienen estructura de aminoácido o derivan de los aminoácidos y regulan la transmisión de impulsos nerviosos.

Defensiva: forman parte del sistema inmunológico o defensas del organismo (anticuerpos, inmunoglobulinas…).
Intervienen en procesos de coagulación: fibrinógeno, trombina…. impiden que al dañarse un vaso sanguíneo se pierda sangre.

Transporte de sustancias: transportan grasas (apoproteínas), el oxígeno (hemoglobina), también facilitan la entrada a las células (transportadores de membrana) de sustancias como la glucosa, aminoácidos, etc.

Energética: cuando el aporte de hidratos de carbono y grasas resulta insuficiente para cubrir las necesidades energéticas, los aminoácidos de las proteínas se emplean como combustible energético (1 gramo de proteína suministra 4 Kcal).

De todo esto se deduce que “el hambre no debe saciarse sólo a base de proteínas”, ya que estas se emplearán como fuente de energía y no para construcción de tejidos y otras funciones fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Digestión y metabolismo de las proteínas

Las proteínas comienzan a digerirse en el estómago, donde son atacadas por la pepsina, que las divide en sustancias más simples, liberando algunos aminoácidos. En el duodeno, el jugo pancréatico y posteriormente, las enzimas del jugo intestinal completan su digestión.

Los aminoácidos se absorben en el intestino delgado, pasan directamente a la sangre y llegan al hígado donde unos se almacenan y otros intervienen en la síntesis o producción de proteínas de diversos tejidos, formación de anticuerpos, etc.



Recomendaciones de consumo

Según se desprende de numerosos estudios sobre evolución de consumo de alimentos en las sociedades occidentales, el porcentaje de energía aportado por las proteínas y grasas aumenta progresivamente hasta alcanzar cifras preocupantes. Así es común encontrar poblaciones en donde las proteínas aporten en torno al 20 % de la energía total de la dieta, frente al 12-15 % recomendado.
Las proteínas se encuentran ampliamente distribuidas tanto en alimentos de origen animal (carnes, pescados, leche y huevos), como en alimentos de origen vegetal (legumbres, cereales y frutos secos). Las proteínas animales, al tener mayor contenido en aminoácidos esenciales resultan más completas que las vegetales. Sin embargo, la relación adecuada entre ellas en una dieta equilibrada debe ser mayor que uno, a favor de las vegetales.

Ingesta diaria recomendada de proteínas:
  • Lactantes: 1,6-2,2 g/Kg peso/día
  • Niños: 1-1,2 g/Kg peso/día
  • Adolescentes (chicos): 0,9-1 g/Kg peso/día
  • Adolescentes (chicas): 0,8-1 g/Kg peso/día
  • Adulto: 0,8 g/Kg peso/día
  • Deportistas entrenados: hasta 3 g/Kg peso/día
  • Gestación (2ª mitad): + 6 gramos diarios
  • Lactancia (1-6 meses): + 15 gramos diarios
  • Lactancia (superior a 6 meses): + 12 gramos diarios
Aunque se recomienda que estas proteínas provengan de variedad de alimentos, hay múltiples razones para elegir en mayor proporción las de origen vegetal, entre las que destacan su precio (sensiblemente inferior) y su aporte escaso o nulo de grasas saturadas y de colesterol.

Saludos
http://www.musculosnutridos.com
info@musculosnutridos.com
Tienda online de suplementos para deportistas a los mejores precios.

 

TWITER: @musculosnutrido
TUENTI: musculosnutridos
SKYPE: musculosnutridos


ATENCIÓN:

Los productos comercializados en este sitio web son suplementos nutricionales según lo establece la Directiva Europea 2002/46/CE sobre complementos alimenticios y todos ellos pueden ser vendidos legalmente en todos los países de la Comunidad Europea, por los artículos 28, 29 y 30 del Tratado de la Comunidad Europea y por los artículos 1 a 4 de la Decisión del Parlamento Europeo número 3052/95/CE. Los suplementos alimenticios no tratan de sustituir una dieta equilibrada y variada, únicamente se presentan con el fin de complementar la ingesta de nutrientes de una dieta normal acorde a la citada legislación. Los complementos alimenticios tampoco tratan, previenen, diagnostican o curan ninguna enfermedad, hechos atribuibles a los medicamentos, según define la Directiva Europea 2004/27/CE, de 31 de Marzo, del Consejo y del Parlamento Europeo sobre medicamentos. Los productos no deben utilizarse como sustituto de una dieta o medicación y deben estar fuera del alcance de los niños. El consumo de los productos debe ser controlado por un profesional, ante cualquier duda, siempre consulta a tu médico.