La Testosterona y la Libido.

 Salud  Comentarios desactivados en La Testosterona y la Libido.
Sep 242013
 

Si no tenemos ningún electrodo metido en el cerebro que nos pueda estimular, ¿qué podemos hacer?.

Para averiguarlo es necesario recurrir a la bioquímica. Pero no es necesario ser científico aeroespacial, simplemente sigan con la lectura de este artículo porque la libido es la base de su salud hormonal, sin ella, gran parte de la vida se queda reducida a un apagado movimiento mecánico.

No es sorprendente que el hipotálamo, que interviene en su libido, controle también la fabricación de todas sus hormonas sexuales, incluso si los órganos que las fabrican están en lugares muy alejados del cerebro. El núcleo arcuato del hipotálamo segrega una hormona cerebral llamada hormona liberadora de gonadotropinas (HLG). Esta hormona se desplaza luego hasta el lóbulo frontal de la glándula pituitaria.

Tanto en los hombres como en las mujeres, el lóbulo anterior de la pituitaria fabrica una gran cantidad de hormonas, todos y cada uno de los días de nuestra vida. En este artículo veremos tres de ellas que están íntimamente relacionadas con la libido.

La primera es la hormona luteinizante.

Al ser influenciada por la hormona HLG la glándula pituitaria libera la hormona luteinizante, la cual en los varones se desplaza hasta los testículos, donde estimula a unas estructuras llamadas células de Leydig para que produzcan testosterona. Un hombre sano y potente fabrica alrededor de 7 mg de testosterona al día. Esa cantidad, fluyendo por todo el cuerpo y por el cerebro, es suficiente para mantener la virilidad y la potencia hormonal.

En las mujeres la hormona luteinizante va a los ovarios y a las glándulas suprarrenales, donde también estimula la producción de testosterona. Una mujer sana y potente fabrica alrededor de 0,3 mg de testosterona al día, en los ovarios, las suprarrenales y otras partes diversas del cuerpo.

Durante mucho tiempo no se supo por qué las mujeres producían testosterona. Luego, diversos estudios mostraron que esta hormona es tan esencial para la salud hormonal de las mujeres como lo es para la de los hombres. Hoy sabemos que la testosterona es un importante estimulante del hipotálamo y de otras zonas del cerebro que activan tanto la libido de los hombres como de las mujeres.

Junto con la hormona luteinizante, la pituitaria anterior segrega también la hormona estimulante de los folículos (HEF). En las mujeres, la función que la HEF cumple es vital para el ciclo menstrual y para la reproducción. En los hombres estimula a las células de Sertoli a fabricar esperma. Así, su papel en la potencia es esencial; sin embargo, hasta donde se sabe, la HEF tiene poco efecto sobre la libido y sobre las emociones.